Empezar antes del fin

Empezar antes del fin

Dos semanas de confinamiento y todo apunta que aún falta tiempo para terminar. Por desgracia es lo que ahora tenemos, un problema sin fecha de caducidad, aunque podemos imaginarla.

Una enorme cantidad de personas se aburren, no saben qué hacer. Y los qué sí saben qué pueden hacer, tienen la carga familiar y no pueden concentrarse. Y los que no tienen carga familiar, tampoco pueden concentrase, por los miedos, por la incertidumbre de lo que puede llegar a pasar y qué resultados vamos a tener después de todo esto.

Sí, es normal, todos estamos así. Todo cuesta más.

Pero hay que hacerle frente, hay que buscar opciones y, sobre todo, hay que preparar el futuro. El futuro se cocina hoy, no mañana, porque mañana ya será el presente y algunos se nos habrán adelantado.

El futuro se cocina hoy, no mañana, porque cuando llegue mañana ya será el presente.

Todos los servicios no esenciales están parados, hoteles, bares, tiendas de ropa, talleres mecánicos… pero habrá que abrir de nuevo y tendremos que recuperar lo perdido.

Pocos están pensando ahora en la web de su negocio, porque su negocio está de vacaciones forzosas, pero se volverá a abrir y habrá que estar en primera línea, lo más cerca posible que nunca de tus clientes. Y todo esto exige, además, una reconversión hacia la digitalización, hacia Internet, que ya ha demostrado su potencia y fuerza.

Si antes no podíamos quedarnos fuera ahora todavía menos. Ha llegado el momento de ponerse manos a la obra. Y no sólo servirá para que te distraigas sino que es la llave de los días venideros y en cómo tu negocio, servicio o proyecto, podrá volver al cauce adecuado.

Sí, aunque cueste de imaginar, de comprender, ahora es un buen momento para poner en marcha la web que tenías en tu cabeza, o para renovar la que ya tienes hace demasiado tiempo y ni siquiera se adapta a los diferentes dispositivos actuales, o porque como has tenido tiempo de recapacitar te has dado cuenta de que quieres cambiar cosas, innovar, sacar nuevos productos o servicios.

Puedes empezar con una sencilla, pequeña, y ver los resultados. O puedes organizar un proyecto grande en dieferentes estadios y desarrollarlo paso a paso, estableciendo plazos y formas, metas y tiempos. Aunque también es posible que solamente necesites una o dos Landing Pages (páginas de aterrizaje) para promocionar un servicio especial, un menú diferente, una oferta determinada o uno de tus nuevos productos. Pero necesitas hacerte visible y que tus clientes o futuros clientes lo sepan.

Y ahora es un buen momento, por todo lo que te he comentado y porque tenemos las rebajas de primavera, la oportunidad para una web barata. Pero no son eternas, éstas sí tienen una fecha de caducidad clara.

¿Quieres que hablemos de ello?

Deja una respuesta